viernes, 14 de julio de 2017

David Bowie - Wild Is The Wind



LIVE MUSIC...





BUENAS NOCHES

PURA KASTIGÁ

ANNA ANCHER: LA MÁS DELICIOSA VIDA COTIDIANA.

Anna Ancher


Buen día.

Hoy damos paso a emocionarnos y disfrutar con la obra de una pintora danesa que perteneció al grupo de pintores de Skagen, todo ellos ubicados en el norte de Jutlandia, en Dinamarca.
Nacida con el nombre de Anna Kirstine Brondum Ancher, en Skagen, el 18 de agosto de 1859, y conocida en el mundo artístico como ANNA ANCHER está considerada como una de las más brillantes pinturas danesas cuyas obras nos llaman poderosamente la atención por su colorido y belleza. En su trabajo nos encontramos con la acertada expresión de lo que de modernidad representa el arte nórdico a razón de la representación fiel de la realidad.




Su estilo es sencillamente delicioso, pues nos encontramos con las más variadas formas de expresión de la vida cotidiana de los habitantes de su ciudad natal, abundando en las escenas en las que intervienen mujeres y niños, todo ello ambientado por una luz y un color del todo personalísimos. 
Su obra fue muy valorada en su tiempo hasta el punto de que le concedieron la medalla de Ingenio y Arte en 1913 y el Tagea Brandt Rejselegat, en 1924.





Sobre su vida sabemos que de los pintores del grupo de Skagen, Anna fue la única nacida en dicha ciudad, siendo su padre el dueño de un conocido hotel de la localidad, el Hotel de Brondums.
Desde su infancia destacó por su interés por el arte, lo que la llevó a estudiar dibujo en Copenhague, y puso un especial interés en observar los fenómenos de la luz natural y su efecto sobre los colores. También participó en Paris en el taller de Pierre Puvis de Chavannes.
En 1880 contrajo matrimonio con el pintor Michael Ancher, de cuyo matrimonio nació una hija Helga Ancher.




Si bien, y por lo que respecta al mundo artístico, en gran medida vetado para las mujeres, Anna Ancher, después de casarse, continuó trabajando en la pintura, eso sí dentro de un ambiente que se circunscribía al ámbito familiar y a las escenas domésticas.



Su visión del mundo se vio ampliada por los pocos viajes que llevó a cabo en el extranjero, concretamente cuando en 1882 visitó la Exposición Universal de Viena y por segunda vez, entre los años 1888 y 1889, a raíz de su visita a París y su contacto con Pierre Puvis de Chavannes.
Fue precisamente a raíz de este encuentro cuando conoció el arte expresionista.





Anna Ancher falleció en 1964, y su hija, Helga decidió que la residencia familiar en Skagen, así como todo su contenido, pasara a formar parte de una fundación.
De esta forma, la residencia fue restaurada y una vez convertida en museo, fue abierta al público en 1967. 
Al día de hoy, Helga Ancher gestiona la Fundación que lleva su nombre.





Tomar contacto visual con la obra de Anna Ancher es participar abiertamente de las delicias de la vida cotidiana, aquella que pasamos por momentos desapercibida, pero que nos produce y nos ofrece infinidad de alegrías, a lo que ayuda el hecho de que, en muchas ocasiones, los niños, la luz del sol sean parte activa de la mayor parte de su producción.
Anna Ancher un magnífico exponente de la belleza del mundo más sublime y a la vez más personal y emotivo.





Disfruten...



Blog incorporado al Directorio
Hispano de las Artes

Fuentes: Wikipedia.

domingo, 9 de julio de 2017

Manu Chao: LA MAREA



LIVE MUSIC...




BUENAS NOCHES

PURA KASTIGÁ

NARCISO MÉNDEZ BRINGA.- LA ELEGANCIA EN LA ILUSTRACIÓN.



Buen día.

Hoy tenemos como protagonista de este pequeño espacio a un artista español, concretamente, a un ilustrador, al que hace poco más de dos años el Museo ABC de Madrid le dedicó una deliciosa exposición que pone de manifiesto el arte de este dibujante y pintor, y la belleza de su obra.


En total la muestra que recogió el Museo ABC lo fue de 200 obras, y después de visionar algunas de ellas, que es lo que haremos a continuación, podremos reafirmarnos en el hecho de que Méndez Bringa es uno de los nombres más reconocidos dentro de la historia de la ilustración gráfica española.
Nacido en Madrid en 1868 y fallecido también en Madrid en 1933, fue merecedor de segundos premios en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes en los años 1906 y 1910.




El estilo de Méndez Bringa parte del exacto conocimiento de las técnicas de dibujo y de su precisión para definir las formas, siendo, en definitiva, capaz de llegar a dibujarlo prácticamente casi todo. 
Es en este estilo en el que se aprecia una evolución que partiendo de un realismo casi fotográfico, alcanza el total predominio de la línea y su utilización como recurso gráfico, en la modalidad que hoy se denomina "línea clara".




Sin lugar a dudas, Narciso Méndez Bringa fue un perfecto cronista de la España que le tocó vivir, pues su obra recoge los más diferentes aspectos de la vida cotidiana, partiendo de la época de la Regencia hasta los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, sirviéndose para ello de escenas de sabor costumbrista hasta otras que nos hablan de un posible futuro.
Sus formas son del todo visibles y precisas, y entre sus temática también se sirvió de motivos históricos.
Curiosamente, la primera de sus ilustraciones o dibujo la publicó en el periódico "Ocurrencias", con solo 11 años.



Un dato destacable es el especial papel de la mujer en la ilustración de Méndez Bringa, a la que dota siempre de bellas formas, alegría y con preferencia por la mujer morena, para lo que tomó como referente a su hija, una joven fallecida a pronta edad. En estas bellísimas ilustraciones Méndez Bringa nos da muestra del perfecto conocimiento de las mujeres de su tiempo, principalmente, las pertenecientes a la burguesía, así como de la moda imperante. 
A raíz del número 2000 de la Revista "Blanco y Negro", la publicación le entrevistó, y son suyas estas palabras: "Creo que mi arte no tiene importancia, y no comprendo a esos artistas que se ponen serios y creen que su arte es una cosa extraordinaria".






Méndez Bringa fue colaborador de numerosas publicaciones como Ocurrencias, La Ilustración, The Graphic, El Arte Moderno, Caras y Caretas, La Ilustración Española y Americana, Apuntes, La Ilustración Artística, ABC, Blanco y Negro, siendo en esta última publicación constante en la ilustración de todo tipo de textos y relatos.





Si bien Narciso Méndez Bringa o mejor dicho, su obra, ha sido calificada como representante del clasicismo dentro de la ilustración, debemos reconocer que sus dibujos consiguieron plasmar la imagen fotográfica con la técnica de un pintor. Genial.




Blog incorporado al
Directorio Hispano de las Artes

Fuentes: Wikipedia.
www.elpais.com. Cultura.
Museo.abc.es

sábado, 8 de julio de 2017

Café Quijano - Perdonarme feat. Willy Taburete (Videoclip Oficial)


LIVE MUSIC..


BUENAS NOCHES

PURA KASTIGÁ

VITTORE CARPACCIO.- JOVEN CABALLERO EN UN PAISAJE.




Buen día.

Para todos los amantes del arte, los que disfrutamos con la contemplación de una pintura, existe el hecho evidente de que ante una obra que nos emociona no podemos evitar su detenida observación, que se repite una y otra vez.
En ese maravilloso templo del arte, la cultura y la belleza que es el Museo Thyssen-Bornemisza nos podemos encontrar con una pintura, concretamente un óleo sobre lienzo, con unas importantes dimensiones, 218,5 x 151,5 cm, que con el nombre de "Joven caballero en un paisaje", y cuyo autor es el veneciano VITTORE CARPACCIO es una de las más deliciosas joyas que tiene entre sus fondos el antedicho Museo.



Sobre su autor existe poca documentación, si bien que podría haber nacido en Venecia, hacia 1460 y fallecido en la misma ciudad, entre 1525 y 1526.
Asimismo, tampoco se tienen datos sobre quién fue su maestro, si bien es aceptado como creíble que tuviera una principal influencia de Gentille Bellini.
Entre sus características más importantes está su gusto por lo anecdótico y su percepción del todo detallista del abigarrado escenario veneciano. 
Sin lugar a dudas, está considerado como el pintor veneciano más destacado de su generación, después de Giovanni Bellini.
Destacó como un más que renombrado retratista, siendo solicitado no solo en Venecia, sino en otras ciudades, pues su fama la debe también al hecho de ser un pintor de ciclos decorativos para las scuole venecianas, en las que el lienzo es utilizado como soporte.
Su primer trabajo lo llevó a cabo por encargo de la Scuola de Sant´Orsola, entre los años 1490 y 1494, y que, al día de hoy, podemos admirar en la Galleria dell´Academia. También sus obras dedicadas a San Jorge y a San Jerónimo para San Giorgio degli Schiavori, datadas entre los años 1502 y 1508.



La obra JOVEN CABALLERO EN UN PAISAJE está datada en 1510, tal y como se desprende de la nota -cartellino- que aparece a la derecha, en el ángulo inferior de la misma, donde se recoge la firma del autor y el año de su ejecución.
Inicialmente se pensó que el autor de la obra era Durero, pues los dos cartellini habían sido repintados y sobre uno de ellos aparecía el anagrama del artista alemán.
A este equívoco contribuyó el hecho de la más que minuciosa descripción de los animales y plantas muy propios de las obras firmadas por Durero, y que se supone que Carpaccio conoció en Venecia.
Más en el catálogo de la subasta que se celebró en Christie´s que tuvo lugar en noviembre de 1919, la obra ya aparecía como atribuida a Carpaccio, y ello vino posteriormente confirmado cuando la pintura fue objeto de una limpieza, en 1958, y por la que vieron la luz las inscripciones originales.


El joven caballero que aparece retratado ha tenido múltiples interpretaciones en cuanto a su identidad, pues se le consideró como un miembro de la orden del Armiño, en función de que su divisa Malo mori quam foedari -Antes morir que ser deshonrado-, figura, asimismo, en otro cartellino, a la izquierda en el ángulo inferior, y que además nos muestra la imagen de este animal, un armiño.


Siguiendo con los estudios relacionados con la posible identidad del joven caballero, existe otra teoría, la de Agathe Rona, que en 1983 afirmó que el modelo era Fernando II de Aragón, pues la dinastía de éste está vinculada de forma directa con la Orden del Armiño. No obstante, también hay quien afirma que se trata de un príncipe de la casa de los Habsburgo.
No obstante, se acepta, al día de hoy, como más acertada la opción de que el caballero en cuestión es Francesco Maria della Rovere, III Duque de Urbino, tal y como así consta en un catálogo de una exposición monográfica sobre Carpaccio que tuvo lugar en Venecia, en 1963.



La escena nos ofrece una singular interpretación, pues el caballero es el eje central de la obra, y va vestido con una armadura,y en tanto gira la cabeza hacia la derecha, su cuerpo lo está hacia la izquierda, la mirada parece un tanto perdida, lo cual abunda en la nostalgia que nos sugiere su contemplación.


El fondo sobre el que aparece retratado es de una cierta calma, pese a que el joven caballero mantiene entre sus dos manos su espada, y en él observamos una figura que va a caballo, y a su lado un perro, mas no existe ningún tipo de comunicación, ni siquiera visual, entre ambas figuras.
Es de destacar la minuciosidad con la que ha sido descrito el paisaje, en cuyo fondo se ve una ciudad amurallada, y abundan tanto diferentes especies animales, como flora variada.
Significativo es el hecho de que el retrato lo es de cuerpo entero, estando considerado uno de los primeros que, realizados de esta forma, empezaron a aparecer en la pintura europea.





Su visión en directo es impresionante, no ya sólo por las dimensiones de la obra en cuestión, sino por cierta extraña sensación que no alcanzamos a definir, y que tal vez, en ella también estuviera pensando el "Joven caballero".



Disfruten con esta bellísima obra.



Blog incorporado al
Directorio Hispano de las Artes


Fuentes: Museo Thyssen-Bornemisza.
Diccionario de Arte. Ian Chilvers.